Suricata
Datos generales

  • Clase: Mammalia
  • Orden: Carnivora
  • Familia: Herpestidae
  • Género: Suricata
  • Especie: Suricata suricatta

Distribución
La suricata está extensamente distribuida por el sur de África, desde el extremo suroeste de Angola hasta el norte y oeste de Sudáfrica, pasando por gran parte de Namibia y Botsuana.

Grado de amenaza


¿Qué es esto?

Hábitat

Habita llanuras abiertas y áridas, caracterizadas por la presencia de hierba corta y matorrales leñosos dispersos.

Características

Esta carismática mangosta es uno de los animales más populares y cautivadores del continente africano. El cuerpo y miembros de este mamífero son largos y esbeltos, con una altura corporal de entre 25 y 35 centímetros. Tiene la cara en forma cónica, terminando en punta la nariz y redondeada en la parte posterior de la cabeza. Las orejas son pequeñas y tienen forma de media luna. Generalmente, el color es gris moteado, canela o marrón, con tinte plateado, si bien puede variar geográficamente. Tiene parches de color negro alrededor de los ojos, así como bandas cortas en paralelo por toda la región dorsal. Las garras de los miembros anteriores están adaptadas para escarbar. Una suricata puede excavar una cantidad de arena equivalente al peso de su cuerpo en sólo segundos.

Comportamiento

Este animal es un experto excavador, que vive en grandes y complejas redes subterráneas de unos 7 cm de diámetro, con unas 15 entradas y salidas, y que alcanzan una profundidad de 1.5 metros. El territorio de cada grupo, de unos 3 km de superficie, suele contener unas 60-65 galerías diferentes, construidas a lo largo de un año. Suelen abandonar estas galerías solamente durante el día, excepto en ocasiones en las que evitan las horas más duras de calor.  

Alimentación

La dieta de la suricata se compone principalmente de insectos y otros invertebrados que normalmente extraen de bajo tierra, si bien en ocasiones también matan pequeños vertebrados y toman huevos y materia vegetal.

Reproducción

En cada grupo, el macho y la hembra dominantes son normalmente los únicos que procrean, si bien a veces algunas hembras subordinadas también se reproducen y, por otro lado, los machos subordinados suelen abandonar temporalmente su territorio para aparearse con hembras de otros grupos. A la copulación sigue una gestación de 11 semanas, tras las cuales nacen entre dos y cinco bebés bajo tierra. Esta especie cría de forma cooperativa, lo cual quiere decir que individuos que no tienen crías ayudan a los que sí las tienen. Las crías permanecen en las galerías subterráneas durante tres semanas antes de salir al exterior. Cada colonia de suricatas está compuesta por entre 20 y 50 individuos. Acostumbran a acicalarse unos a otros cuando salen de sus túneles con los primeros rayos de sol. Una vez que están todos fuera, se dispersan para buscar alimento; cada uno busca su comida individualmente, pero en ningún momento pierden el contacto visual o auditivo.

Estado de conservación

A lo largo de todo su rango de distribución natural, las poblaciones de suricata ocupan grandes áreas protegidas bien gestionadas. No se conocen amenazas graves a la especie.