Cuidados

Rio Safari Elche cuenta con un equipo técnico especializado en el cuidado de animales salvajes. Cuidadores y veterinarios dedican toda su jornada a garantizar el buen estado físico, psicológico y sanitario de los animales. Las tareas que el equipo técnico realiza son:

Revisión estado de los animales

Comprobar el estado de los animales es la primera tarea que llevan a cabo nuestros cuidadores.

Control de temperaturas

Afortunadamente nuestro parque se encuentra en un área geográfica con una climatología favorable la mayor parte del año. Aún así, durante los meses más fríos, se hace necesario controlar las caídas de temperaturas, de especial importancia la se produce en el transcurso de la noche. Para determinar cual es momento indicado para encender los sistemas de calefacción, se lleva a cabo un registro diario de temperaturas. Gracias a un termómetro especial, el cuidador puede saber la temperatura máxima y la mínima alcanzada durante la noche.

Revisamos instalaciones exteriores y repartimos los desayunos

Posteriormente se procede a la limpieza de las instalaciones exteriores, donde dejaremos los desayunos. Importante mencionar que el cuidador revisa diariamente los elementos que se encuentran en el recinto como parte del mobiliario (troncos, cuerdas, rocas…) con el fin de encontrar desperfectos que pudieran dañar a nuestros animales.

Limpieza de recintos interiores

Mantener un elevado nivel de higiene es esencial. El cuidador retira los residuos orgánicos, limpia y desinfecta el recinto, y cambia el sustrato de la cama.

Veterinaria de rutina

Todos los animales reciben atención veterinaria diaria. El veterinario responsable inspecciona el estado de los animales, habla con los cuidadores y programa las visitas que realizará durante el día. Desparasitaciones, vacunaciones, controles sanitarios…todo ello para evitar la aparición de enfermedades.

Enriquecimiento ambiental

En estado salvaje los animales emplean la mayor parte de su tiempo en buscar alimento, defender el territorio, reproducirse… en cautividad la mayor parte de sus necesidades están cubiertas, y es por esto que debemos proveerlos de un ambiente rico en estímulos para evitar que desarrollen conductas no deseadas. El conjunto de técnicas que se utilizan para tal fin se denomina “Enriquecimiento ambiental”.

Entrenamientos médicos

Como se ha comentado anteriormente, en ocasiones el servicio veterinario del parque tiene que llevar a cabo acciones de rutina para garantizar el estado de salud de los animales (chequeos periódicos, controles oculares, extracciones de sangre para analíticas, etc). Para ello algunos animales son entrenados con técnicas de refuerzo positivo. Esto es ventajoso tanto para el animal, que acepta de forma voluntaria determinadas manipulaciones médicas y no sufre estrés por ello, como para el veterinario, que consigue realizar su trabajo de manera cómoda y sencilla.

Preparar para la noche

El día termina con el reparto de las cenas y acondicionamiento de los cobijos interiores para que nuestros animales pasen una plácida noche.