Jaguar - Rio Safari Elche
95
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-95,qode-quick-links-1.0,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-riosafari,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 

Jaguar

Descripción

El jaguar es el felino más grande del continente americano, y el único representante vivo del género Panthera encontrado en el Nuevo Mundo. Se  parece al leopardo pero tiene rosetas con centros oscuros y es más achatado y poderoso, con una cabeza ancha y grande, y cuartos musculosos.

Como la mayorí­a de los félidos, es un animal solitario (exceptuando el conjunto madre-cachorros). Por lo general los adultos sólo se encuentran para el cortejo y el apareamiento (aunque se han constatado casos anecdóticos de socialización) y suele establecer un amplio territorio y defenderlo. En el caso de las hembras estos territorios pueden superponerse, pero los animales suelen evitarse entre ellos.

Hábitat y distribución

Se encuentran desde el extremo sur de Estados Unidos continuando por gran parte de América Central y Sudamérica, hasta el norte y noreste de Argentina. Habita en bosques tropicales, pantanos y selvas inundadas estacionalmente.

Biología

El territorio de los machos cubre aproximadamente el doble de superficie, con una extensión que varí­a según la disponibilidad de presas y espacio, y no se superponen. Utilizan vocalizaciones, arañazos en los árboles, orina y heces para marcar su territorio. A menudo se lo describe como un animal nocturno, pero más especí­ficamente es crepuscular (su mayor actividad se desarrolla al amanecer y a la puesta del sol). Tanto los machos como las hembras cazan.

Al igual que el resto de los félidos, es un carní­voro estricto, se alimenta exclusivamente de carne. Es un cazador solitario y oportunista y su dieta abarca más de 80 especies diferentes. Prefiere presas grandes, fundamentalmente mamí­feros diurnos, como capibaras, tapires, pecarí­es y en ocasiones ciervos, pero también caza caimanes e incluso anacondas adultas, aunque se incluye entre sus presas prácticamente todas las especies pequeñas que pueda capturar.

Estado de conservación

A pesar de la protección legal con la que cuentan y la reducida caza por su piel, los jaguares están en peligro creciente por la destrucción y fragmentación  de su hábitat. Esto unido a la escasez de presas, hace que el jaguar se acerque a los ranchos ganaderos en busca de alimento, por lo que muchos son asesinados a manos del ser humano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies