Recorrido entre lémures en Río Safari Elche
2238
post-template-default,single,single-post,postid-2238,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-riosafari,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 

Nueva instalación de lémures transitable por el público

Río Safari Elche ha inaugurado recientemente una nueva instalación para los lémures, una especie de primate natural de la isla de Madagascar, en el sudeste de África. En ella conviven una veintena de lémures, de las subespecies de cola anillada y cara blanca.

Es un recinto de 800 metros cuadrados compuesto por roca, troncos y lianas que se elevan hasta los 12 metros de altura. Un espacio donde los animales encuentran un espacio para moverse con libertad. La novedad de esta instalación es que su interior es transitado por el público. Los visitantes pueden caminar por un sendero que transcurre por debajo de los troncos y contemplar así los comportamientos naturales de los lémures, como sus saltos y movimientos de escalada. Esta actividad, que no tiene coste extra, está sujeta a disponibilidad según el día.

Esta interacción estará dirigida por los cuidadores del parque, que aportarán información y atenderán las dudas. El lémur es un animal social que vive en grupos de hasta 30 individuos. Se caracteriza por su extensa cola que puede alcanzar los 50 centímetros, más larga incluso que su cuerpo. No obstante, a diferencia de otros primates, no puede usar su cola como mano
porque no es prensil. Es omnívoro, aunque prefiere las frutas y los vegetales. Las hembras son dominantes sobre los machos, una relación que las hijas heredan de sus madres.

Riesgo de desaparición

El lémur de cara blanca se encuentra en una situación ‘Vulnerable’ según la lista de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Esto implica que empieza a haber un riesgo de desaparición si no se toman medidas preventivas. El lémur de cola anillada, por su parte, presenta un mejor estado, aunque su situación de ‘Casi Amenazado’ exige estar en alerta al respecto. La pérdida de su hábitat debido a la tala descontrolada de árboles y la caza son los principales motivos de esta preocupación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies