Membelai, el mejor regalo para el 39 cumpleaños de Río Safari Elche

Río Safari Elche está de aniversario. El parque cumple, el sábado 26 de marzo, 39 años de vida. Casi cuatro décadas de dedicación al mundo animal con un espíritu joven e innovador que se ha mantenido desde su apertura en 1983. Este aniversario llega en un momento muy señalado, pues el trabajo de conservación ha traído el nacimiento de Membelai, un bebé de Orangután de Borneo. Ha significado una enorme satisfacción y una muy buena noticia que refuerza la importante labor conservacionista en la que la empresa ha centrado muchos esfuerzos.  

Trabajo de conservación

Río Safari Elche es, a día de hoy, un centro de conservación de especies amenazadas que trabaja conjuntamente con organizaciones europeas y otros parques para llevar a cabo esta labor. Forma parte de la prestigiosa EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios), una organización en la que se encuentran los mejores zoológicos del continente europeo.  La llegada de Membelai es muy importante porque se trata de una especie que está críticamente amenazada. Es una hembra de cinco meses de vida que se está desarrollando con total normalidad. Vive junto a sus progenitores y en esta etapa empieza a sentir cómo crecen sus primeros dientes. 

Otros nacimientos han alumbrado el trabajo conservacionista de Río Safari Elche en los últimos años. Dátil es la segunda cría de jirafa de Angola que nace en las instalaciones. Además, dos ejemplares de mangabey de cresta negra nacieron el pasado verano. Son un macho y una hembra, Dowo y Odette, y tienen ocho meses de vida. La conservación ex situ de esta especie también está coordinada por un programa europeo y el parque ilicitano se implicó mucho con esta especie con acciones como la construcción de una remarcable instalación de nivel internacional y la investigación en su reproducción. El hipopótamo pigmeo también se aloja bajo los programas europeos.

La colaboración con la Agencia Estatal CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) para la reintroducción de gacelas Cuvier y Dama en el norte de África es otro ejemplo del trabajo conservacionista de Río Safari Elche en los últimos años. 

 

Terapia con leones marinos

Su obra social se completa con el trabajo de su Fundación, enmarcado en el Proyecto TAO, una terapia pionera y única en el mundo que se realiza con leones marinos y que tiene como público a los colectivos vulnerables. Tras dos años de parón, este programa se recupera esta temporada y entre los próximos meses de mayo y septiembre, entidades y familias se someterán a estas sesiones terapéuticas. 

Más de cien especies de animales y una zona acuática 

Los esfuerzos por seguir creciendo y mejorando han marcado el trabajo durante todo este tiempo.  A día de hoy, esta empresa familiar cuenta con más de cincuenta empleados, una cifra que se acerca a la centena durante la temporada de verano, y es uno de los referentes zoológicos en la Península Ibérica.

El público puede conocer cerca de cien especies diferentes, que se alojan bajo un entorno único lleno de vegetación, con 4.500 palmeras muy características de esta zona. Unos 500 ejemplares completan la colección de animales. La visita se realiza a pie e incluye un recorrido guiado en tren, charlas didácticas y exhibiciones; actividades que refuerzan el objetivo de concienciación animal que se ha marcado el parque. 

El parque es, además, un referente turístico para el público nacional e internacional. En 2019, más de 145.000 personas cruzaron sus puertas, un dato muy positivo que evidencia el crecimiento de la empresa y que refuerza enormemente la labor realizada. Además, los números de visitas durante el 2022 han igualado los niveles previos a la pandemia. 

Una parte importante del desarrollo de Río Safari se ha enfocado hacia la ampliación de la oferta recreativa como se aprecia con la zona acuática Splash Park, que cuenta con toboganes, solarium y diferentes áreas de juegos en las que grupos de todas las edades pueden disfrutar y relajarse, aprovechando el buen tiempo propio de esta zona. La oferta de restauración y las áreas de juegos infantiles, como un espacio de multiaventura, también se han reforzado. El objetivo es ofrecer una jornada divertida para toda la familia, en la que el aprendizaje sobre el mundo animal es continuo.