Nueva instalación para leopardos de Sri Lanka y un nuevo ejemplar de hipopótamo pigmeo en RSE

Río Safari Elche sigue dando pasos en aras de la mejora de sus instalaciones. La labor conservacionista y el reto de ir creciendo cada día conllevan una total implicación por renovar el entorno y los hogares de los animales. La construcción de la nueva pradera de leopardos y la ampliación del recinto de los hipopótamos son, en ese sentido, las actuaciones que están en marcha y cuya finalización está prevista para finales del mes actual. Dos grandes intervenciones que aportarán un alto valor a la labor que se realiza en el parque. 

Leopardos de Sri Lanka

La llegada de dos leopardos de Sri Lanka, una subespecie amenazada que se encuentra en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), es una noticia muy importante en los planes ligados a la conservación. Río Safari Elche contactó, a principio de año, con el programa de la EEP (European Endangered Species Programme) de este animal y ofreció su ayuda con la propuesta de un nuevo recinto. El comité de la especie admitió la entrada de RSE en el programa La respuesta fue afirmativa y se acordó la futura incorporación de dos ejemplares. De esta manera, los trabajos se iniciaron para cumplir con el objetivo y la previsión es que estén finalizados durante las próximas semanas. 

La actuación ha consistido en la adecuación y reforma de un espacio existente, que dará lugar a una instalación preparada para las características y necesidades del leopardo. El diseño del proyecto ha contemplado el aprovechamiento del espacio en 3D, siguiendo así los comportamientos naturales de este animal, con una historia natural de trepar y moverse en las alturas. De esta manera, el espacio vertical tiene una importancia capital y se aprecia con un techo situado en los trece metros y unos troncos que alcanzan los once metros de elevación. El entorno cuenta, además, con una zona que puede convertirse en una piscina.   

Dos (individuos) machos de leopardo de Sri Lanka, ambos de un año y medio de edad (cada uno), llegarán a Río Safari Elche en la segunda quincena de diciembre, nacidos en los zoos de Brno y Jihlava, en República Checa. Ambos pertenecen a la EEP de este animal y a la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios), de la que también forma parte el parque ilicitano. Tras un primer paso por zonas interiores, como parte del proceso de aclimatación, irán saliendo al exterior, en la nueva instalación construida para ellos. El parque ilicitano construye este recinto y aloja a los animales con sus propios medios, con el objetivo de cumplir con una necesidad de su EEP, cuyo objetivo es desarrollar una estrategia de cría y mantenimiento de la especie para su conservación ex-situ (fuera de su hábitat natural). Este tipo de programas conservacionistas no implican necesariamente la reproducción. El alojamiento y mantenimiento de ejemplares en situación de no reproducción es también una acción esencial y necesaria dentro del proyecto. 

 

 

 

Hipopótamos pigmeo

La ampliación del entorno del hipopótamo pigmeo es otra de las acciones que Río Safari Elche está llevando a cabo en materia de conservación. Este nuevo espacio recibirá a un macho, de acuerdo con las recomendaciones del comité de su EEP. Se llama Toby, tiene dos años de edad y llegará a Elche durante las próximas semanas, procedente del zoológico de Dvur Kralove, también ubicado en territorio checo. Se sumará a las dos hembras de esta especie alojadas en las instalaciones, Peggy y Leishan, de 22 y 13 años respectivamente. El hipopótamo pigmeo es un animal muy territorial, por lo que, con el fin de evitar estrés o un posible conflicto, el área de cada individuo está delimitada.

El nuevo ejemplar estará ubicado en una nueva pradera situada en medio de los recintos de las dos hembras. La instalación contará con recinto interior y piscina propia, como se requiere para el alojamiento de esta especie.  Esta distribución responde a la idea de que el macho conozca a las dos hembras, a la vez que todos mantienen su espacio y privacidad. Típicamente, entre los 4 y 6 años de edad, la especie comienza a desplegar comportamientos sexuales, propios de la madurez del individuo (tener síntomas de madurez sexual,) situación que pide un importante trabajo de investigación; bajo el objetivo final de crear un grupo de reproducción. Es una ardua labor, ya que la tendencia es que nacen más hembras ex-situ, lo que dificulta el objetivo reproductor. La decisión final sobre las intervenciones correspondientes será decidida por la EEP. 

El hipopótamo pigmeo es una especie clasificada como EN (En peligro de extinción) en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN amenazada, cuya población se encuentra en cifras muy preocupantes. El último censo salvaje fue obtenido en 2008 y la estimación más optimista de la UICN indicó que hay entre dos y tres mil ejemplares en su hábitat. La previsión actual es una situación de mayor vulnerabilidad. Está presente únicamente en cuatro países africanos: Ghana, Liberia, Sierra Leona y Costa de Marfil, en territorios muy fragmentados.